RAIGAMBRE

Revista Cultural Hispánica

domingo, 15 de noviembre de 2015

PARÍS Y LOS HIPÓCRITAS

Por Antonio Moreno Ruiz
Historiador y escritor



Desde hace mucho tiempo, se masca la tragedia. Este fin de semana Europa se acostaba con un terrible atentado perpetrado en París, la capital de la bel France que se acicalaba entre discotecas. Algo similar a lo ocurrido con las Torres Gemelas de Nueva York o con los trenes de Madrid. En todos estos casos, los actores suelen ser los mismos: Locos islamistas. Por lo menos, eso nos dicen. Y ahora, copiando los modelos angloamericanos, salen "teólogos de todas partes", haciendo "análisis" a cual más pesado. Y es que nuestra generación tiene unos conocimientos absolutamente deficientes sobre cuestiones teológicas y filosóficas, y no digamos "históricas", por más que el personal vaya de sabio por la vida por mor de haber leído a chuflas como Dan Brown.

Con cuestiones de teología y política de andar por casa, podemos decir lo siguiente, apelando a la tradición de la Cristiandad:

-Existe la teoría de las dos espadas: Iglesia/Monarquía. Los "dos poderes", si se quiere, secular y espiritual, aun en comunión, pero con diversidad de funciones. Esa ciencia política ayudó mucho a desenmarañar el cesaropapismo, aunque siempre quedaron restos.

-Y por supuesto, San Pablo nos deja muy claro que a los cristianos no nos está autorizado hacer el bien a través del mal.

Pues bien: Si gracias a la leyenda negra anticristiana, muchos pueden pensar que en nombre del cristianismo se han hecho barbaridades; por lo menos que esta masa acrítica que parece caballo de buena boca vaya sabiendo que en el islam no existe nada de las "dos espadas". Y en el islam muy expresamente se autoriza a hacer un supuesto bien a través del mal, así como se autoriza a mentir. Maquiavelo se queda en pañales al lado de Mahoma.

Pero nada, seguro que muchos seguirán haciendo mil elucubraciones sobre la "religión". Ya que todo el mundo se cree teólogo y filósofo y lo que haga falta, algunos leerán el Corán, otros sacarán cosas del Antiguo Testamento... Pero ni han entendido ni entenderán nada. Porque esto se trata, amén de un problema teológico (que por supuesto), filosófico y político, de una cosmovisión. Que es una manera de entender el mundo, la vida. Que no todo se arregla con "educación". Que el "optimismo científico-ilustrado" es un fracaso anunciado desde el siglo XVIII. Que esta marea musulmana establecida en Europa desde hace generaciones ni se adapta ni se va a adaptar. Y que este sistema y esta sociedad, que nos ha convertido en cobardones sin capacidad de reacción, ya no dan más de sí. Ahora vendrán lacitos, vendrán banderitas, vendrán conciertos, velitas... Pero el problema seguirá estando. Y "curiosamente", esos islamistas criminales por los que se horrorizan seguirán siendo subvencionados y entrenados por las potencias dizque democráticas.

Islamistas criminales que, al igual que con lo de las Torres Gemelas, sus cuerpos no aparecen pero sí sus pasaportes...

Y Putin, es muy agresivo, muy expansionista... ¡Comunista y todo, dicen algunos!

Y es que es para alucinar lo fácil que se deja hipnotizar el personal a través de la psicosis de masas. Con este brutal atentado en París, ya hay más de uno y más de dos pidiendo que se arrase Siria. Y el caso es que ya se ha arrasado Siria, un país pacífico y próspero a pesar de estar invadido por Israel; un país donde los cristianos no tenían ningún problema; donde había unas procesiones que en nada envidiaban a las de Andalucía, Nápoles o Huamanga. También se ha arrasado Irak, Afganistán y Libia. Y en todos estos casos, la República Francesa ha intervenido activamente, cuando no a través de su ejército, subvencionando a los asesinos islamistas que ahora han matado en París a 160 personas. Y sin embargo, hay quien quiere arreglar esto con más del sistema; más romanticismo progre; más, más todavía, como si ya no tuviéramos bastante... El mismo sistema de "puertas abiertas" y "refugees welcome"...

Desde luego, por más que intento buscarle la lógica, no la encuentro.

Por cierto, ¿nadie sabe que ha habido un atentado similar en el Líbano, otro país destruido por los "aliados de Occidente"; esos mismos "aliados", reitero, que han cometido la brutal masacre en una Francia que los ha financiado y entrenado?

¿Hemos reflexionados sobre las palabras de Bachar Al Assad, quien lleva advirtiendo hace años que si la Europa occidental no dejaba de apoyar a los terroristas, esto acabaría pasando en su suelo? ¿Esto que ya lleva pasando cinco años en Siria?

En fin, ahora vendrán lamentos y culpas. Las culpas, valga la redundancia, se echarán en la religión, sin reparar en los millones de muertos acaecidos directamente por la gestión atea/laicista, desde la Revolución Francesa a nuestros días. ¡Están ateos, progres, liberales y etc. como para dar lecciones de moral!

¿Soluciones? No hay una varita mágica. Pero lo cierto es que, por ejemplo, gracias al apoyo aéreo que Rusia le está brindando a la República Árabe de Siria, con su consentimiento y respetando al legítimo gobierno de Bachar Al Assad, muchos sirios han conseguido volver a sus hogares y hay objetivos del Estado Islámico que han sido destruidos. Por hay ahí que empezar.



Imagen de www.bbc.com




En este lío nos ha metido la Europa moderna e inconsciente. Antaño, tanto España (y Portugal) por el Occidente como Rusia por el Oriente ejercieron de muro de contención. El moro siempre ha temido y odiado al español y al portugués, y lo mismo puede decirse del tártaro con respecto al ruso. Y es que España ha sido el país que más y mejor ha derrotado al islam religiosa, política y militarmente. Y esto por lo visto no se nos perdona desde la Europa dizque civilizada e ilustrada...

Otrosí, la presencia ibérica en África es milenaria; sin embargo, el colonialismo del XIX y la farsa descolonizadora del XX ha provocado un desorden cuya magnitud todavía nos atenaza. La República Francesa sigue actuando como potencia colonialista descarada mientras que España y Portugal tuvieron que irse de África, y con guerras y amenazas de las mismas potencias que hacen y deshacen sin que nada ni nadie las contenga. Así borraron nuestra experiencia histórica. Así hacen y deshacen a su antojo, siendo  que la Europa occidental sea uno de los sitios donde menos libertad haya del mundo, para encima pretender vender justo lo contrario. Por ello, hay que denunciar a los poderes que en nuestros días han ayudado a que el Estado Islámico llegue donde llegue; poderes que son herederos de las canalladas de un pasado todavía reciente. Y entre esos poderes está la República Francesa. Estos gobernantes tiranos, que pretenden enfrentarnos con Rusia con mentiras mediáticas y sanciones comerciales, planearon hace años, luego de la invasión de Irak, las "primaveras árabes" y la invasión de Siria e Irán. Creían que Siria caería como cayeron Túnez o Libia, pero se equivocaron. Por un lado, la estructura política siria está muy bien compactada. Por otro, tuvo apoyo en la retaguardia desde el Hezbollah, auténtico ejército por encima de naciones-estados; por otro, el apoyo solapado de Rusia que por fin se ha materializado. Siria e Irán no son peleles. Pero el sistema necesita invadirlos por su geoestrategia y su petróleo y por mil cosas más. Trazó este sangriento plan hace años y ya no tiene más propaganda, porque sus burdas mentiras han caído por su propio peso. Y ya no sabe qué hacer, y muy seguramente, apelará a utilizar a las víctimas de esta barbarie para sus nauseabundos proyectos. Y si no, atentos:

¿SERÁ QUE EN LOS PRÓXIMOS DÍAS VEREMOS LA JUSTIFICACIÓN DE LA INVASIÓN DE SIRIA E IRÁN, ASÍ COMO UNA NUEVA OLEADA DE "REFUGIADOS" EN EUROPA?

Tiempo al tiempo. Y que Dios nos coja confesados.

Como dijo Blas Piñar QEPD refiriéndose hace muchos años a la política estadounidense: ¡Hipócritas!

Y que descansen en paz las víctimas. Y atentos, que estamos en alerta. ¡Y Rusia no es nuestra enemiga!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada